ZONA VIGILADA: Delimita una zona con BAJA intensidad de radiación, siendo improbable que se llegue a los 3/10 del límite (15 mSv), pero pudiéndose superar 1/10 del límite (5 mSv). Su acceso debe estar limitado a las personas autorizadas al efecto. No es necesario el uso de dosímetro, pudiéndose suplir por dosimetría de área. De todas formas, en el caso de rayos X se recomienda la utilización de dosímetros personales, ya que proporcionan una dosimetría más fiable. Se señaliza con un trébol gris/azulado sobre fondo blanco.
ZONA CONTROLADA: Delimita una zona con intensidad de radiación MEDIA, sin llegar al límite antes aludido, pero pudiéndose superar los 3/10 del límite (15 mSv). Su acceso debe estar restringido a los profesionales encargados de operar el equipo productor de radiaciones ionizantes. Es necesario utilizar dosímetro. Se señaliza con un trébol verde sobre fondo blanco.
ZONA DE PERMANENCIA LIMITADA: Delimita una zona con ALTA intensidad de radiación, de forma que si una persona permaneciese en dicha zona podría recibir una dosis superior al límite anual de dosis (50 mSv). Se señaliza con un trébol amarillo sobre fondo blanco.
ZONA DE PERMANENCIA REGLAMENTADA: Zona en la que existe el riesgo de recibir en cortos periodos de tiempo una dosis superior a los límites de dosis. Se señaliza con un trébol naranja sobre fondo blanco.
ZONA DE ACCESO PROHIBIDO: Zona en la que hay riesgo de recibir, en una exposición única, dosis superiores a los límites anuales de dosis. Se señaliza con un trébol rojo sobre fondo blanco.